Una cartera diversificada es esencial para el éxito de cualquier inversionista. Piense en lo que todos los gestores de fondos de cobertura más exitosos como Bill Ackman, David Tepper, Paul Tudor Jones y Ray Dalio tienen en común. ¿Qué hay de otros inversionistas exitosos como Warren Buffet, Steve Schwarzman y Robert Smith?

 

Aunque cada uno ellos utiliza una estrategia de inversión diferente, una cosa que tienen en común es que todos ellos cuentan con carteras diversificadas. Ninguno de ellos ha hecho fortuna invirtiendo en una sola empresa.

Este artículo analizamos qué es una cartera diversificada, la teoría de la cartera diversificada y cómo invertir en una inversión de cartera diversificada.

¿Qué es una cartera diversificada?

huevos

Una cartera es un conjunto de activos que son creados por inversores con el objetivo de maximizar el rendimiento. En términos de la sabiduría popular, una cartera diversificada significa no poner todos los huevos en una sola canasta.

 

Una cartera única puede estar compuesta por acciones, ETFs, bonos, índices, materias primas como el petróleo y el oro (ver artículo cómo invertir en oro), y fondos mutuos.

Al desarrollar una cartera diversificada, los inversores analizan el potencial de cada inversión. Un buen ejemplo de un portafolio diversificado es el de Warren Buffet, compuesto por empresas como Amazon, Wells Fargo, Kraft Heinz, Apple y American Express.

Tipos de Carteras Diversificadas

Carteras concentradas

Algunos inversores creen que la mejor manera de ganar más dinero en el mercado es comprar y mantener un puñado de empresas. Un buen ejemplo de tal inversionista es Bill Ackman, quien maneja más de $8 billones en activos de un puñado de empresas en las que ha invertido durante más de 20 años.

Aunque es una estrategia que puede dar buenos frutos si se sabe emplear, la desventaja que tiene es que un solo error puede tener implicaciones considerables para toda la cartera. Bill Ackman aprendió esto de la peor manera, perdiendo más de 4.400 millones de dólares cuando su inversión en Valeant Pharmaceuticals cayó.

Portafolio Amplio

La cartera de portafolio amplio es lo contrario de una cartera concentrada. Los inversores que optan por esta estrategia consideran que la mejor manera de ganar dinero es comprando decenas o cientos de acciones. Un buen ejemplo de este tipo de cartera es la gestionada por Warren Buffet, que cuenta con más de 50 empresas.

Carteras sectoriales

La estrategia de inversión en carteras sectoriales puede subdividirse en dos tipos. La inversión en acciones de empresas dentro de la misma industria por un lado, y por el otro, inversión en sectores no necesariamente relacionados.

Los inversionistas optan por crear una cartera diversificada en la misma industria, digamos tecnología, crean sus carteras con acciones de empresas tecnológicas como Google, Facebook y Twilio.

En el caso de inversiones multisectoriales, los inversionistas que optan por esta estrategia invierten en varios tipos de industria como tecnología, materiales, bienes raíces e industrias de bienes de consumo. Podemos decir que Warren Buffet tiene una cartera multisectorial porque sus inversiones están en varios sectores.

Cartera de clases de activos

Otra estrategia de inversión es la de la creación de una cartera con una clase de activos singulares. Una cartera diversificada de acciones se compone únicamente de acciones. Este es el modelo que utilizan muchos inversores.

Otros creen en tener una cartera multisectorial. En este sentido, crean una cartera con activos como acciones, bonos y materias primas. Un buen ejemplo de estos inversores es Ray Dalio, que dirige el mayor fondo de cobertura del mundo. La cartera está compuesta por acciones y ETFs.

Carteras geográficas

Algunos inversores creen en la inversión en un mercado único. Warren Buffet es un buen ejemplo de estos inversores. Otros como Ray Dalio creen en la compra de activos de más de un país o región.

Etapa de la empresa

Algunos inversionistas creen en tener un portafolio diversificado de compañías de gran capitalización como Procter&Gamble, Unilever y AT&T. Otros creen en tener una cartera mixta que combina compañías de pequeña y mediana capitalización, compañías en crecimiento y compañías de dividendos.

Beneficios de una cartera diversificada

Hay cuatro razones principales por las que la diversificación es recomendable en la gestión de carteras:

  1. Minimiza los riesgos: Recientemente, Sears Holdings se declaró en bancarrota. Esto llevó a pérdidas significativas para las personas que habían hecho todas sus apuestas en la empresa (¿recuerdas que no hay que poner todos los huevos en la misma canasta?). Sin embargo, aquellos que eran dueños de Sears pero también tenían acciones en otras compañías como Amazon, Google y Shopify, al momento de la bancarrota de la primera, no vieron afectadas todas sus inversiones.
  2. Preserva el capital: Cuando usted posee una cartera diversificada de empresas y otros activos, conserva su capital al tiempo que reduce los riesgos.
  3. Buen inicio para inversionistas principiantes: Si no tiene mucha experiencia en el mercado, puede invertir en las carteras ya creadas. Algunas de ellas son índices, fondos mutuos y ETFs.
  4. Le dan tranquilidad: Cuando usted posee múltiples activos, tiene tranquilidad, especialmente cuando una compañía en el portafolio declina.

Fondos negociados en bolsa

Una buena manera de invertir en una cartera diversificada es a través de un Exchange Traded Fund (ETF). Un ETF es un activo financiero creado por grandes instituciones como Vanguard y Blackrock. Al crear el ETF, estas empresas compran un grupo de acciones y luego las cotizan en una bolsa. Los inversionistas compran entonces el precio de cotización del ETF.

Un buen ejemplo de cartera de acciones diversificadas es el Consumer Discretionary Select Sector SPDR ETF que fue desarrollado por State Street. La ETF está compuesta por 65 grandes empresas del sector de consumo discrecional. Algunas de estas compañías son Amazon, Home Depot, Starbucks y Nike.

Hay dos formas principales de diversificar su inversión en ETFs. En primer lugar, usted puede comprar sólo un ETF que usted cree que irán bien. Por ejemplo, cuando usted invierte en el QQQ ETF, básicamente ha invertido en todas las empresas del índice S&P 500.

Alternativamente, puede crear una cartera de varios ETFs. Un ejemplo de una cartera de ETF diversificada es cuando usted invierte en lo siguiente:

  • Vanguard Consumer Staples ETF (VDC)
  • Vanguard Financial ETF (VFH)
  • Vanguard Dividends Appreciation ETF (VIG)
  • Schwab U.S. Mid-Cap ETF (SCHM)
  • Materials Select Sector SPDR ETF (XLB).

Si usted compra todos estos ETFs, habrá creado una cartera diversificada de ETFs.

Resumen de la cartera

El mercado financiero es un lugar arriesgado. Una forma de reducir este riesgo es crear una cartera diversificada. Aunque existen procedimientos complejos para la creación de carteras, debe investigar sobre una serie de empresas y bonos e invertir en ellos. Alternativamente, debería invertir en ETFs, fondos mutuos y fondos indexados, que son carteras diversificadas.